Técnicas de Coaching Teleológico

Técnicas de orientación basada en el coaching teleológico

El Coaching Teleológico pone su foco de atención en ‘el ser orientado a un fin’, basándose como modo de intervención en la conversación teológica.

 

El significado etimológico o originario de esta palabra parte de: telos que significa ‘plenitud, finalidad, llevar a cabo’, y logos o lo que es lo mismo ‘palabra, razonamiento, habla, pensamiento, verbo’

 

El objetivo de toda psicóloga o psicólogo que trabaja en consulta con el paciente desde el coaching teológico es el de guiar a la persona mediante una batería de preguntas que llevan implícita la intención de orientarles hacia un fin que haga que se definan, para que la persona coja las riendas de su vida, o lo que es lo mismo, sean responsables de si mismas, de sus sentimientos, de sus decisiones y las consecuencias que implican, de sus acciones o patrones de actuación y de los resultados obtenidos, ya sean los esperados, o sean negativos.

 

Como esencia, y por resumir mucho un tema muy extenso, el coaching teológico es una guía para dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué lo hago? Orientada a la finalidad
  • ¿Dónde quiero llegar ? Orientada el destino
  • ¿Qué significado tiene? Buscando la integración

 

El coaching teleológico pone su mirada en el futuro, siempre tomando como punto de partida la plena aceptación de la realidad y momento presente.

 

Aplicar en terapia psicológica el Coaching Teológico hace que la psicóloga o el psicólogo nos conecte un final de trayecto, un punto de llegada y que al llegar allí daremos sentido al viaje realizado. La persona es consciente de que hay distancia entre quién es actualmente y la madurez a la que aspiramos. Solo cuando llegamos al final somos conscientes de que tenemos respuesta para las tres preguntas: ¿para qué? o la finalidad, ¿hasta dónde? que se enfoca al horizonte, y ¿qué sentido tiene haber llegado? que ayuda a integrar todo lo vivido.

 

En consulta es un buen método junto a otras técnicas humanistas, para trabajar el aquí y el ahora, para valorar el sentido de la propia vida, y recalibrar las variables que no permiten a la persona sentirse conectada con su esencia y en plenitud, mas allá de las circunstancias vitales que como todo ser humano, tendrá que aceptar, sobre todo cuando sean variables externas a la propia persona y que recaen en terceros o en el propio azar.

Primera consulta y sesión gratuita

Escúchate, compréndete, no te juzgues... date permiso para ser feliz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies